Ya no espero al amor de mi vida

Updated: Jun 23


Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Desde que recuerdo, he sido fanática de las historias de amor. He leído libros, he visto películas, y aunque no lo creas, me he sentado a hablar con extraños sobre cómo se conocieron. ¡Me fascina! Por alguna razón, encuentro que hallar ese "alguien especial" en nuestra vida es casi un milagro en estos días. Ojalá fuera tan fácil como en las series de televisión o las películas de Hollywood. Eso de que dos personas se tropiezan, se inclinan para recoger sus libros y se quedan mirando fijamente, créanme que no sucede. Yo me tropecé con un chico al comienzo de la universidad y fue lo más bochornoso del semestre.

El problema es el siguiente: estamos gran parte de nuestra vida esperando.

Esperamos... y además reservamos el cumplir grandes sueños hasta que llegue la persona indicada. Pero, ¿quién es la persona indicada?

Ya no espero al amor de mi vida.


¿Por qué?

Para comenzar, eso de esperar cansa bastante y agota emocionalmente. Desde siempre nos enseñan que tenemos que esperar a que "Dios ponga a nuestro lado a la persona correcta". De pensarlo así, suena muy aburrido. Hay miles de formas de llegar a un mismo lugar. Al parecer, a Dios le encanta utilizar la vía más larga. Y no me molesta, he aprendido a amar sus laberintos. Me pregunto cómo sería mi vida si me hubiera casado con mi primer novio a los 18 años. Miro mi vida tal como es hoy, y entiendo que esa era una vía rápida. El propósito de Dios para nuestra vida nos llevará por diferentes caminos: algunos cortos, otros extremos, algunos en tormentas y muchos otros en paz. Los caminos nunca son fijos o estáticos. Todo cambia. No espero al amor de mi vida, porque no podía permitirme el sentarme a ver cómo se me va la vida sin tener un anillo en mi dedo.

En segunda, este mundo está lo que coloquialmente llamo "freaking mundo mal repartido". Perdonen todos los amantes del castellano puro. Pero, ¡es la verdad! Yo siempre bromeo con mis mejores amigas (ya casadas y con hijos) con que yo suelo llegar tarde a la vida de las personas. Alguien ya ocupó ese lugar de alguna manera. Quizás podrías identificarte conmigo, seas hombre o mujer. De seguro, tendrás personas en tu vida que darían lo que fuera por tener una cita contigo, pero ni siquiera miras hacia allá porque simplemente no los ves de la misma manera. Por otra parte, podrías mover cielo, mar y tierra por alguien que ni siquiera sabe que existes. Estos, por supuesto, son extremos bastante exagerados con un tono de humor. Pero en esencia, es una realidad. Y lo sé, no solo porque lo he vivido, sino además por la cantidad de veces que otras personas me han contado sus historias. Ser escritor te da algunas ventajas.

Esperaba al amor de mi vida, sentada en un balcón, mirando las estrellas, hablando con ellas (en serio*) y preguntándome si el amor de mi vida haría lo mismo. Pero ya no es así. Y no me malentiendan. Claro que quisiera compartir mi corazón con alguien, que demuestre merecerlo y que tenga algunas cualidades que no mencionaré públicamente (decir lo que quieres de alguien le ayuda a usar disfraces).

Ahora bien, no permitas que el tiempo de soltería te haga mirarte con menos valor. No te permitas dejar de ser la gran persona que puedes ser por miedo a no "encajar" en la vida de alguien. Te aseguro que la persona que de verdad desee conquistar tu corazón lo hará aunque le tiemblen las piernas. Eso de que "no me llama porque es tímido" o "se está haciendo la difícil porque la hirieron una vez" son excusas muy buenas y justificables para no enfrentar sus temores.

Ya no espero al amor de mi vida, sino que me convierto en él.

Escrito en el 2014

Erika Michael



Erika Michael es especialista en relaciones saludables, trabajadora social y autora.

No se permite la publicación total o parcial de este contenido sin previa autorización. El contenido de este blog es educativo para fomentar el desarrollo de relaciones saludables. Si deseas mentoría personalizada, haz tu cita.

257 views

© 2018 Erika Michael. All Rights Reserved.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle