Toque consciente para ti y tu pareja

Actualizado: 11 abr




Se identifica el contacto físico como una de las manifestaciones de los lenguajes del amor, según Gary Chapman en su libro Los cinco lenguajes del amor, el cual lleva casi 20 años de vigencia y aún sigue siendo un contenido relevante para el fortalecimiento de las relaciones sanas.


Desde pequeños el tacto ha sido una forma de exploración y descubrimiento. Incluso, de comunicación y búsqueda de atención. Ese tacto suele no ser intencional o consciente. De hecho, en ocasiones nuestra intención de tacto tiene que ver con una necesidad en específico.

Así, vamos formándonos como individios que tocan o de manera inconsciente o bajo una necesidad. Tal es el caso de nuestro contacto físico en búsqueda de un encuentro sexual y seducción. Claramente, el toque puede formar parte del arte de la seducción. Nuestra piel percibe cualquier estímulo, en algunas zonas con mayor sensibilidad que en otras. Como las zonas erógenas primarias, por ejemplo. Que son zonas de nuestro cuerpo cuyas terminaciones nerviosas nos permite experimentar placer con solo tocarlas o estimularlas.


Sin embargo, el toque consciente en pareja puede traer hermosos beneficios a su relación. Lo primero a tener en cuenta es que este toque puede culminar en un acto sexual, pero no es su finalidad principal. Mas bien su enfoque es conectar emocional o espiritualmente con su pareja.

Solemos no ser conscientes de la intimidad que nos une a nuestra pareja cuando hacemos cotidiano el toque. Algunas mujeres expresan su queja en consulta cuando su pareja solo las toca cuando quieren “tener sexo”. Esto puede hacerlas sentir como un objeto único del deseo sexual de su pareja. Donde se encuentra aquí el conflicto emocional es en sentirse como un objeto y no una pieza esencial para el deleite y disfrute sexual de ambos.


El toque consciente en sí es la oportunidad de compartir intimidad emocional en pareja por medio del toque con intención y consciencia. Para esto, podemos usar un mapa erótico (que proveemos en consulta) o simplemente explorar de manera intuitiva el cuerpo de su pareja.


Entre los beneficios de experimentar el toque consciente está:


· Conexión emocional: Sin duda, el toque consciente permite que se fortalezcan los vínculos emocionales en pareja, pues el sentirnos validados nos reconecta con nuestras emociones y deseos.

· Tiempo de calidad: Separar ese espacio de tiempo en pareja cumple también con el lenguaje de amor sobre tiempo de calidad. Porque eres importante para mí, te dedico tiempo. Al realizar esta práctica, nos permitimos no ir con prisas a brindar amor, sino con detalle y calidad.

· Mayor sensibilidad: Exponerte a un espacio de vulnerabilidad con tu pareja ayuda a disminuir las defensas cuando nos sentimos en un lugar seguro y sin juicio.

· Bienestar: ¡Tu estado de ánimo y el de tu pareja podrían mejorar! El toque consciente no es ni sustituye un proceso de terapia o coaching, pero sentirnos amados y validados por medio del contacto físico y el tiempo de calidad mejora nuestra calidad de vida y de cómo observamos la relación y a nuestro compañero de viaje.

· Conocimiento y redescubrimiento: Esa persona con la que te casaste o con quien convives o incluso esa pareja con la que llevas poco tiempo no es la misma que conociste. Todos los seres humanos nos vamos transformando y cambiando constantemente. Tal es el caso de nuestro cuerpo. Podemos tener zonas erógenas secundarias que ya no tienen un significado de placer como antes, como también Podemos descubrir lugares insospechados donde recibir placer por medio del toque. El toque consciente te permite conocer y redescubrir a tu pareja de manera física, pero con propósito emocional.


Si quieres conocer más sobre el toque consciente haz tu cita para consulta y regístrate para recibir información de los cursos virtuales que ofrecemos.



El secreto para el éxito de tus relaciones, ¡ERES TÚ!

Compra mi nuevo libro y descubre en ti el secreto para lograr relaciones exitosas.

145 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo