Tú no puedes cambiar aquello que toleras




¿Cómo ves tu relación en este momento?


Ya sea con tu pareja, tu amistad o tu familia. Piensa en esa situación que te incomoda sobre manera y que no está en tus manos cambiar. Tal vez sea un amigo que ha tomado decisiones que le afectan y tú no puedes hacerle cambiar de parecer. Quizá la actitud negativa de un familiar te deja con las manos atadas para transformar alguna situación. O bien, puedes estar en medio de una relación amorosa con alguien que te hace enojar más de lo que te hace sonreír.


Soy pro de pensar que:

1. No debemos tomarnos de manera personal lo que otros hacen.

2. Debemos aprender a soltar la carga de responsabilidad de intentar cambiar las decisiones que no nos corresponden.


Quizá una de las cosas que más difícil se me ha hecho en mi crecimiento en las relaciones ha sido el aprender a soltar esa carga y, por su puesto, entender que los demás deciden por sí mismos.


La inseguridad nos ata a relaciones no saludables.


¿Alguna vez te has visto envuelto en una situación que no querías solo por no tener el valor de alejarte de una relación que te hace daño? Muchas veces nuestra inseguridad en nosotros mismos y en lo que podría suceder si estamos solos nos aferra a relaciones que no son saludables. Incluso, puede limitar la comunicación correcta en términos de negocios, donde ser estratégico es fundamental; pero debemos tener un pleno conocimiento de las emociones humanas.


Muchas veces, la tolerancia se confunde con aceptación o con estar de acuerdo.

Tolerar es promover de manera pasiva una conducta con la cual no estamos de acuerdo. Y permíteme decirte que la tolerancia tiene un límite. Y cuando dejes de sentirla, te hará daño. Entonces, puede que la inseguridad te entierre los pies para no salir huyendo de una relación que te afecta.


Aceptar es distinto, en la aceptación hay conciencia y validación. En la aceptación, comenzamos a sentirnos de acuerdo con la idea del otro. Y me gusta la aceptación, porque nos invita a escuchar genuinamente al otro. Muchas veces me descubro aceptando ideas opuestas a las mías cuando escucho y valido la historia del otro y viceversa.


¿Valoras más tener la razón que estar de acuerdo?


Cuando dices amar en una relación, debes preguntar: ¿Amo a la otra persona? ¿Me amo a mí mismo? ¿Amo esta relación? Aceptar  y amar me han dado mejores resultados que tolerar.

Aprendamos a expresar nuestra inquietud ante las situaciones que nos afectan, pero no de manera condenatoria. Siempre pregunta cómo la otra persona ve la situación antes de imponer cómo la ves tú. Esto ayudará a la comprensión. Y pídele que haga lo mismo contigo cuando necesites definir cómo ves las situaciones. Vale más estar de acuerdo que tener la razón.


_

Erika Michael es especialista en relaciones saludables, trabajadora social, autora y estudiante de Maestría en Sexualidad.

No se permite la publicación total o parcial de este contenido sin previa autorización. El contenido de este blog es educativo para fomentar el desarrollo de relaciones saludables. Si deseas mentoría personalizada, haz tu cita.


177 views

© 2018 Erika Michael. All Rights Reserved.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle