Límites y controles en la relación de pareja

Updated: Jun 23



“Tú puedes salir con tus amigos pero…”, “Eres mi novia, yo confío en ti, pero no confío en él”, "¿Por qué no me llamaste durante el almuerzo, pero sí te conectaste al Facebook?” Todas estas frases comunes y “normales” muestran controles y límites en las relaciones de pareja.


Los limites y controles revelan que existe una relación de poder. Lo cual significa que uno de los dos está ejerciendo un poder sobre el otro desde una posición de autoridad. Cuando establecemos un límite en términos de lo que mi pareja puede o no hacer, estamos a su vez, poniendo un peso de control sobre él o ella.


Establecemos estos límites porque no queremos perder el "control" en la relación. Recordemos que la relación crea en nosotros estímulos que se transforman en alimento emocional. (Puedes leer más sobre esto en mi blog post "Cuando una relación termina").


Así que cuando decimos, “quiero que todo esté bien”, generalmente lo que estamos queriendo decir es, “no sé como lidiar con las consecuencias emocionales de que lo que planifico para mi relación no salga tal como espero”. Así que nuestro instinto es controlar, para evitar el dolor.


Por otro lado, los acuerdos en la relación fortalecen a partes iguales. Cuando establecemos acuerdos, ambos compartimos con el otro las expectativas de la relación y lo que cada uno está dispuesto a entregar; sin fachadas, sin cuentos de hadas, sin prejuicios.


No siempre vamos a pensar o querer igual que nuestra pareja. Es más, personas que se aman están todo el tiempo “encontrándose”. Pero lo que logra que podamos conectar respecto a lo que ambos aportan a la relación, es la comunicación.

Nuestra comunicación no debe estar basada en el miedo, debe estar basada en esos acuerdos. Debe estar dirigida a la comprensión de nuestras identidades como individuo y lo que cada uno trae en el paquete de herramientas.


Algo que me funciona mucho es preguntar si desea que lo ayude y de qué manera entiende que puedo ayudarlo. De esta manera, estoy basando mi acción en lo que verdaderamente necesita mi pareja, y no en lo que equivocadamente deseo yo.


Pero los acuerdos no solo involucran a nuestra pareja, los acuerdos los establecemos primero con nosotros mismos. De esta manera, me propongo identificar mis emociones, dirigirlas y enfocarlas en el beneficio de la relación y mi bienestar, sin perder de perspectiva que mi pareja es completamente libre, que sus decisiones y emociones no me pertenecen ni son mi responsabilidad. Sino que más bien, ambos jugamos en el mismo equipo y mi parte del juego es aportar emociones sanas y acuerdos concretos. Y no espero recibir menos a cambio.



Erika Michael es especialista en relaciones saludables, trabajadora social, autora y estudiante de Maestría en Sexualidad.

No se permite la publicación total o parcial de este contenido sin previa autorización. El contenido de este blog es educativo para fomentar el desarrollo de relaciones saludables. Si deseas mentoría personalizada, haz tu cita.





0 views

© 2018 Erika Michael. All Rights Reserved.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle