Eres una mujer completa



He llegado al punto de mi soltería en el que una se replantea las decisiones pasadas. Hay años más jóvenes en los que una sabe que tiene mucho por vivir y que vendrán más amores. Lo cual es cierto a cualquier edad, pero se siente distinto a los 15, los 17, que los 35 o los 47.


El caso es que he vuelto a aquel punto de mi adolescencia en la cual los chicos de mi escuela decían "Erika es pa algo serio", por lo tanto, se mantenían distantes. Yo no tenía oportunidad de conocerles sentimentalmente y ellos perdían la oportunidad de entablar una relación conmigo.


Seas soltera, casada, con jevo o en poliamor, debes haberte encontrado en este punto en el que te cuestionas qué sería de tu vida si hubieras tomado tal o cual decisión. Y te replanteas si elegiste bien o, por su parte, te agradeces a ti misma por tan buena elección.

En general, creo que he tomado buenas decisiones. Suelo compartir mis decisiones con gente de confianza, que conocen mi propósito, y me gusta rendirles cuenta. Creo que entre compañeros de vida, podemos sostenernos. Sin embargo, creo que en ocasiones, también dejé pasar amores por "no estar lista" o porque estaba con mi mente y corazón en otro lado (el cual resultó ser algo imposible). No me arrepiento realmente, todo lo que viví ha formado la mujer que soy hoy, de la cual estoy completamente orgullosa.


Salí con alguien alguna vez, esta persona, buenísima, tenía una visión de vida distinta a la mía y entendí que no sería saludable para ninguno de los dos intentar convencer al otro de hacer algo distinto o comprometer los valores de cada uno. Aún conservamos una amistad. Pero una vez me dijo algo como: "lástima que tú quieras una relación monogámica". Me sonreí y le dije que definitivamente eso es lo que quiero para mi vida. Haya sido en broma o broma/serio, me hizo pensar si estaba cerrándome oportunidades por mis ideas conservadoras o por mis aspiraciones de formalizar una relación y construir una familia.


Les comparto que, aunque no debemos limitarnos y parte de crecer es escuchar nuevas ideas, creo que nadie debe comprometer sus valores, sueños y propósitos para encajar en la vida de alguien. Alguien que al final, puede ser un bien amigo o amiga y nomás. Creo que debemos ser más consecuentes con quiénes somos y menos flexibles con lo que otros esperan de nosotras. He escuchado personas refiriéndose a mujeres diciendo que "no pueden exigir mucho" o que " tienen que aceptar lo que hay". Y realmente no creo que sea así.


Somos mujeres completas.


No necesitamos que una relación nos valide o nos complete. Sí, son parte de nuestro crecimiento y lo anhelamos. Trabajamos por ellas y nos comprometemos cuando deseamos prolongar esas relaciones. Pero, que desear las relaciones no nos limite a ser quienes somos y acabemos creando máscaras para sentirnos amadas.


Somos mujeres completas y merecemos ser amadas como tal.


_ Erika Michael es especialista en relaciones saludables, trabajadora social y autora.

No se permite la publicación total o parcial de este contenido sin previa autorización. El contenido de este blog es educativo para fomentar el desarrollo de relaciones saludables. Si deseas mentoría personalizada, haz tu cita.



243 views

© 2018 Erika Michael. All Rights Reserved.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Pinterest - Grey Circle